El dulce y sucio sonido de Nubella Honey

Una propuesta sublime es la que trae hasta nosotros la oriunda de San Diego Nubella Honey, quien tiene esta fusión de jazz, blues y funk espectacular, su sonido es de ese tipo intocable, lleno de pura energía y electricidad que ponen todos tus sentidos a volar, aderezado con el estilo y la voz inigualable de Honey, que como su apellido lo indica es la cosa más dulce sobre el planeta tierra, y con ella al igual que las abejas poliniza nuestros oídos inundados de funk.

La americana nos presenta su más reciente material «Sagittarius», álbum que está rompiendo records por todos los Estados Unidos, llegando al corazón de muchos mediante pequeños eventos en donde brilla con locura, cuenta una narrativa muy interesante desde la primera hasta la última pista, llevándote de la mano por un camino lleno de colores psicodélicos y flores que hacen juego muy a la onda del movimiento hippie de los años 60’s.

El proyecto tiene 9 canciones con una duración de poco más de 20 minutos de pura electricidad y belleza musical, cuando estamos en contacto con este tipo de proyectos, nuestros corazones se hinchan de felicidad, pues nos están trayendo una propuesta fuera de lo usual, un proyecto lleno de textura y sombras que a pesar de no ser lo más comercial del mercado expone más calidad y talento.